Quemar un CD…

Quemar un CD es una expresión usada como sinónimo de grabar información en este. Entonces decimos por ejemplo “quemé un CD con todas las fotografías de mis vacaciones”… y así.

Decimos que “quemamos” un disco compacto porque el proceso de grabación utiliza un láser que calienta la superficie del disco en el proceso, “quemando” la información en este.

En el caso de un disco de una sola grabación (CD-R por ejemplo), el láser calienta de manera selectiva una capa en el disco, con un tinte especial donde se va a guardar la información, lo que crea marcas que afectan el reflejo del láser luego al leer el disco, actuando de manera similar a lo que logra la capa de policarbonato en un CD grabado de fábrica (en cuyo caso la información viene codificada mediante pequeñas salientes o “pits” e indentaciones o llanos).

Y en el caso de los discos re-grabables, como con los discos CD-RW, el láser calienta y derrite una aleación metálica con la capacidad de volver a su forma original más adelante, lo que permite re-grabar el disco.

Los métodos para la grabación de los CD involucran el aplicar calor mediante un láser a los discos, de donde surge la expresión popular (al parecer se comenzó a utilizar en inglés, “to burn a CD”).

Esta entrada fue publicada en Consultas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s