Problema jurídico entre Andrew Stuart Tanenbaum y Linus Benedict Torvalds

En 1992 Andrew Stuart Tanenbaum creador de Minix participó en Usenet en un encendido debate con Linus Torvalds, el creador de Linux, sobre los méritos de la idea de Linus de utilizar un núcleo monolítico en vez de los diseños basados en un micronúcleo que Tanenbaum creía que serían la base de los sistemas operativos futuros. Dicho debate se originó en el grupo de noticias comp.os.minux cuando Andrew envió un mensaje con el título LINUX is obsolete (en español, LINUX es obsoleto).

Publicado en Otros | Deja un comentario

Funcionamiento de la memoria USB

No hay una vida útil promedio de las memorias flash. La memoria flash está formada por millones de celdas que almacenan información.

Lo cierto es que cada celda (donde se almacena un bit de información, es decir un 0 ó un 1) se puede escribir/borrar un número determinado de veces, que depende de la calidad de la memoria flash.

Cada celda podrá ser escrita/borrada de mil a cien mil veces (como dije, depende de la calidad de la memoria flash). Igualmente hay anunciadas memorias flash que soportan hasta un millón de ciclos de escritura.

Esta vida útil sirve alcanza lo suficiente para la vida útil de una cámara digital, de un teléfono celular o de un reproductor de MP3; pero no es suficiente como para que la memoria flash funcione como un disco duro magnético tradicional, prefiriéndose todavía (al menos por el momento) los tradicionales discos duros magnéticos o, al menos, los discos duros híbridos (mezclas entre magnéticos y memorias flash).


Si se guardara la información en una memoria flash (sin alterar los datos de ninguna manera, es decir, sin guardar ni eliminar información), dicha información se mantendría por unos 10 años.

Publicado en Consultas | Deja un comentario

Quemar un CD…

Quemar un CD es una expresión usada como sinónimo de grabar información en este. Entonces decimos por ejemplo “quemé un CD con todas las fotografías de mis vacaciones”… y así.

Decimos que “quemamos” un disco compacto porque el proceso de grabación utiliza un láser que calienta la superficie del disco en el proceso, “quemando” la información en este.

En el caso de un disco de una sola grabación (CD-R por ejemplo), el láser calienta de manera selectiva una capa en el disco, con un tinte especial donde se va a guardar la información, lo que crea marcas que afectan el reflejo del láser luego al leer el disco, actuando de manera similar a lo que logra la capa de policarbonato en un CD grabado de fábrica (en cuyo caso la información viene codificada mediante pequeñas salientes o “pits” e indentaciones o llanos).

Y en el caso de los discos re-grabables, como con los discos CD-RW, el láser calienta y derrite una aleación metálica con la capacidad de volver a su forma original más adelante, lo que permite re-grabar el disco.

Los métodos para la grabación de los CD involucran el aplicar calor mediante un láser a los discos, de donde surge la expresión popular (al parecer se comenzó a utilizar en inglés, “to burn a CD”).

Publicado en Consultas | Deja un comentario

Tamaño ideal memoria Cache

EL TAMAÑO IDEAL DE LA MEMORIA CACHE

La caché actúa como un resumen, una “chuleta” de los datos de la RAM. Se puede afirmar que, para usos normales, a partir de 1 MB (1024 Kb) la caché resulta ineficaz, e incluso pudiera llegar a ralentizar el funcionamiento del ordenador. El tamaño idóneo depende de la RAM, y viene recogido en la siguiente tabla:

RAM (MB)

Caché (Kb)

1 a 4

128 ó 256

4 a 12

256

12 a 32

512

más de 32

512 a 1024

Ejemplo:

La caché de los Pentium II/III y Celeron

Los Pentium II y Pentium III (y su antecesor el extinto Pentium Pro) tienen 512 Kb de caché interna; esto es inexacto, cuando no una “confusión interesada” por parte de Intel y los vendedores. Los Pentium II y III tienen 32 Kb de caché interna, y 512 Kb de caché dentro del cartucho SEC pero externa al encapsulado del microchip.

Dentro de la gran carcasa negra encontramos una placa de circuito en la que va soldado el micro en sí (en el centro de la imagen), junto con varios chips que forman la caché, externa a lo que es propiamente el micro. Sin embargo, esta caché funciona a una frecuencia que es la mitad de la del micro (es decir, a 133, 150 MHz o más), mientras que la caché externa clásica funciona a la de la placa base (de 50 a 66 MHz en los Pentium y 100 MHz en los AMD K6-2).

La caché L2(externa) integrada en el propio encapsulado del micro y la hacen funcionar a la misma velocidad que éste, de forma que no llega a ser tan rápida como la caché L1(interna) pero sí lo bastante como para ser más rápidos que los modelos con caché externa, pese a tener la mitad o menos de caché.

Publicado en Consultas | Deja un comentario

Tabla de Memoria

Linux

Linux gestiona la memoria central y las tablas de páginas utilizadas para convertir las direcciones lineales (virtuales) en direcciones físicas. Implementa una gestión de la memoria ampliamente independiente de la plataforma sobre la que se ejecuta. Este modelo no siempre se corresponde con el de la plataforma sobre el cual se ejecuta (ejemplo, el anteriormente visto procesador i386). Es tan sumamente extenso el modelo de paginación en linux que se hace imposible de abordar. No obstante, podemos consultar en el archivo fuente mm/memory.c la gestión de las tablas de página (las encargadas de realizar la traducción entre dos tipos de direcciones). Las funciones dependientes de la arquitectura se definen en asm/potable.h.

Linux hace uso de las ventajas de la segmentación y de los circuitos de los procesadores i386 para traducir direcciones lógicas en direcciónes físicas. Podemos también decir que alguna porción de RAM está permanentemente asignada al kernely utilizada para almacenar el código del kernel y estructuras de datos estáticas del mismo. La restante parte de la RAM se denomina memoria dinámica, y ésta es un recurso muy valioso y necesitado no sólo por los procesos, sino también por el propio kernel. De hecho, el rendimiento global de un sistema depende de cómo de eficientemente se gestiona la memoria dinámica. Por lo tanto, hoy día todos los sistemas operativos multitarea tratan de optimizar el uso de la memoria dinámica, asignándola sólo cuando es estrictamente necesario y liberándola tan pronto como sea posible.

Windows

La estructura de la memoria en Windows es en forma de árbol, en el cual se definen claramente 3 partes:

• Directorio de Páginas (Page Directory): Cada proceso en ejecución, dispone de un solo Directorio de Páginas. Se trata de una tabla con 1024 entradas que almacena los punteros a las Tablas de Página.
• Tabla de Páginas (Page Table): Cada Tabla de Página es a su vez otra tabla que contiene otras 1024 entradas que ya apuntan a las propias páginas.
• Página (Page Frame): Cada Página es un bloque de 4 KB donde se almacenan los datos de cada proceso.

Un esquema quedaría así:

Estado de las páginas

Las páginas pueden estar en uno de los siguientes estados:
• Libre: Una página libre no puede ser accedida por ningún proceso, pero sí puede ser reservada o encargada.
• Reservada: Una página reservada es un bloque del espacio de dirección virtual que ha sido fijada para usos futuros. No se puede acceder a una página reservada, ni tiene datos almacenados. Simplemente bloquea el rango y no permite que sea asignado por otras funciones de asignación.
• Encargada: Aquella que ya ha sido asignada a un espacio físico, ya sea en memoria física o en memoria virtual. No podemos saber donde está almacenada la página, pues de eso se encarga el sistema y puede que esté constantemente cambiándola de posición, pero lo que sí sabemos es que cuando la necesitemos, ahí lo tendremos.

Android

Divide la memoria del sistema en algo similar a las unidades de disco y da a cada una de ellas un tamaño máximo.

En concreto Android separa la memoria en seis carpetas o particiones:

  • boot con todos los datos que se utilizan al arrancar el sistema operativo.
  • recovery con el arranque de serie del terminal. En este directorio se pueden acceder a las opciones de fábrica originales.
  • system con las aplicaciones del sistema operativo e iniciales del terminal.
  • cache con información temporal o de caché.
  • misc con datos de configuración.
  • data con datos de usuario. En esta carpeta se guardan todas las aplicaciones que instalamos en nuestros terminales así como sus datos.

Al tener la memoria dividida en carpetas, puede que el sistema operativo nos avise que no tenemos memoria para instalar una aplicación porque, aunque tengamos algunos gigas libres, puede que no estén asociadas a la carpeta data .

[1] [2]

Publicado en Consultas | Deja un comentario

Filesystem

Los sistemas de archivos o ficheros (en inglés:filesystem), estructuran la información guardada en una unidad de almacenamiento (normalmente un disco duro de una computadora), que luego será representada ya sea textual o gráficamente utilizando un gestor de archivos. La mayoría de los sistemas operativos manejan su propio sistema de archivos.

Lo habitual es utilizar dispositivos de almacenamiento de datos que permiten el acceso a los datos como una cadena de bloques de un mismo tamaño, a veces llamados sectores, usualmente de 512 bytes de longitud (También denominados clústers). El software del sistema de archivos es responsable de la organización de estos sectores en archivos y directorios y mantiene un registro de qué sectores pertenecen a qué archivos y cuáles no han sido utilizados. En la práctica, un sistema de archivos también puede ser utilizado para acceder a datos generados dinámicamente, como los recibidos a través de una conexión de red (sin la intervención de un dispositivo de almacenamiento).

Los sistemas de archivos tradicionales proveen métodos para crear, mover, renombrar y eliminar tanto archivos como directorios, pero carecen de métodos para crear, por ejemplo, enlaces adicionales a un directorio o archivo (enlace duro en Unix) o renombrar enlaces padres (“..” en Unix).

El acceso seguro a sistemas de archivos básicos puede estar basado en los esquemas de lista de control de acceso o capacidades. Las listas de control de acceso hace décadas que demostraron ser inseguras, por lo que los sistemas operativos experimentales utilizan el acceso por capacidades. Los sistemas operativos comerciales aún funcionan con listas de control de acceso.

La estructura de directorios suele ser jerárquica, ramificada o “en árbol”, aunque en algún caso podría ser plana. En algunos sistemas de archivos los nombres de archivos son estructurados, con sintaxis especiales para extensiones de archivos y números de versión. En otros, los nombres de archivos son simplemente cadenas de texto y los metadatos de cada archivo son alojados separadamente.

En los sistemas de archivos jerárquicos, usualmente, se declara la ubicación precisa de un archivo con una cadena de texto llamada “ruta” —o path en inglés—. La nomenclatura para rutas varía ligeramente de sistema en sistema, pero mantienen por lo general una misma estructura. Una ruta viene dada por una sucesión de nombres de directorios y subdirectorios, ordenados jerárquicamente de izquierda a derecha y separados por algún carácter especial que suele ser una diagonal (‘/’) o diagonal invertida (‘\’) y puede terminar en el nombre de un archivo presente en la última rama de directorios especificada.

Ejemplo de ‘ruta’ en un sistema Unix

Así, por ejemplo, en un sistema tipo Unix como GNU/Linux, la ruta para la canción llamada “La canción.ogg” del usuario “álvaro” sería algo como:

/home/Álvaro/Mi música/La canción.ogg

donde:

  • ‘/’ representa el directorio raíz donde está montado todo el sistema de archivos.
  • ‘home/álvaro/Mi música/’ es la ruta del archivo.
  • ‘La canción.ogg’ es el nombre del archivo que se establece como único.

Ejemplo de ‘ruta’ en un sistema Windows

Un ejemplo análogo en un sistema de archivos de Windows (específicamente en Windows XP) se vería como:

C:\Documents and Settings\Álvaro\Mis Documentos\Mi Música\canción.mp3

donde:

  • ‘C:’ es la unidad de almacenamiento en la que se encuentra el archivo.
  • ‘\Documents and Settings\Álvaro\Mis Documentos\Mi Música\’ es la ruta del archivo.
  • ‘canción’ es el nombre del archivo.
  • ‘.mp3’ es la extensión del archivo, este elemento, parte del nombre, es especialmente relevante en los sistemas Microsoft Windows, ya que sirve para identificar qué tipo de archivo es y la aplicación que está asociada con el archivo en cuestión, es decir, con qué programa se puede editar o reproducir el archivo. Para la mayoría de los sistemas operativos modernos la extensión del archivo es un complemento burocrático solo útil para la observación del usuario, ya que los entornos de administración de archivos y aplicaciones varias, analizan la información contenida en el principio del interior del archivo (MIME headers) para determinar su función o asociación, la cual normalmente esta catalogada en la tabla MIMEContent-Type en el sistema.
Publicado en Otros | Deja un comentario

Grabado o quemado de un CD

Quemar un CD es una expresión usada como sinónimo de grabar información dentro del mismo. Se dice que se “quema” un disco compacto porque el proceso de grabación utiliza un láser que calienta la superficie del disco en el proceso, “quemando” la información en este.

Los discos ópticos presentan una capa interna protegida, donde se guardan los bits mediante distintas tecnologías, siendo que en todas ellas dichos bits se leen merced a un rayo láser incidente. Este, al ser reflejado, permite detectar variaciones microscópicas de propiedades óptico-reflectivas ocurridas como consecuencia de la grabación realizada en la escritura. Un sistema óptico con lentes encamina el haz luminoso, y lo enfoca como un punto en la capa del disco que almacena los datos.

 

Grabado durante la fabricación

Se puede grabar un CD por moldeado durante la fabricación.

Mediante un molde de níquel (CD-ROM), una vez creada un aplicación multimedia en el disco duro de una computadora es necesario transferirla a un soporte que permita la realización de copias para su distribución.

Las aplicaciones CD-ROM se distribuyen en discos compactos de 12 cm de diámetro, con la información grabada en una de sus caras. La fabricación de estos discos requiere disponer de una sala «blanca», libre de partículas de polvo, en la cual se llevan a cabo los siguientes procesos. Sobre un disco finamente pulido en grado óptico se aplica una capa de material fotosensible de alta resolución, del tipo utilizado en la fabricación de microchips. Sobre dicha capa es posible grabar la información gracias a un rayo láser. Una vez acabada la transcripción de la totalidad de la información al disco, los datos que contiene se encuentran en estado latente. El proceso es muy parecido al del revelado de una fotografía. Dependiendo de las zonas a las que ha accedido el láser, la capa de material fotosensible se endurece o se hace soluble al aplicarle ciertos baños. Una vez concluidos los diferentes baños se dispone de una primera copia del disco que permitirá estampar las demás. Sin embargo, la película que contiene la información y está adherida a la placa de vidrio es blanda y frágil, por lo cual se hace imprescindible protegerla mediante un fino revestimiento metálico, que le confiere a la vez dureza y protección. Finalmente, gracias a una combinación de procesos ópticos y electroquímicos, es posible depositar una capa de níquel que penetra en los huecos y se adhiere a la película metálica aplicada en primer lugar sobre la capa de vidrio. Se obtiene de este modo un disco matriz o «máster», que permite estampar a posterior miles de copias del CD-ROM en plástico. Una vez obtenidas dichas copias, es posible serigrafiar sobre la capa de laca filtrante ultravioleta de los discos imágenes e informaciones, en uno o varios colores, que permitan identificarlo. Todo ello, lógicamente, por el lado que no contiene la información. La fabricación de los CD-ROMs de una aplicación multimedia concluye con el estuchado de los discos, que es necesario para protegerlos de posibles deterioros. Al estuche se añade un cuadernillo que contiene las informaciones relativas a la utilización de la aplicación. Finalmente, la envoltura de celofán garantiza al usuario que la copia que recibe es original. Estos procesos de fabricación permiten en la actualidad ritmos de producción de hasta 600 unidades por hora en una sola máquina.

 

Grabado por acción de láser

Otro modo de grabación es por la acción de un haz láser (CD-R y CD-RW, también llamado CD-E).

Para esto la grabadora crea unos pits y unos lands cambiando la reflectividad de la superficie del CD. Los pits son zonas donde el láser quema la superficie con mayor potencia, creando ahí una zona de baja reflectividad. Los lands, son justamente lo contrario, son zonas que mantienen su alta reflectividad inicial, justamente porque la potencia del láser se reduce.

Según el lector detecte una secuencia de pits o lands, tendremos unos datos u otros. Para formar un pit es necesario quemar la superficie a unos 250º C. En ese momento, el policarbonato que tiene la superficie se expande hasta cubrir el espacio que quede libre, siendo suficientes entre 4 y 11 mW para quemar esta superficie, claro que el área quemada en cada pit es pequeñísima.

Esto es posible ya que es una superficie algo “especial”. Está formada en esencia por plata, teluro, indio y antimonio. Inicialmente (el disco está sin nada, completamente vacío de datos…) esta superficie tiene una estructura policristalina o de alta reflectividad. Si el software le “dice” a la grabadora que debe simular un pit, entonces lo que hará será aumentar con el láser la temperatura de la superficie hasta los 600 o 700 °C, con lo que la superficie pasa a tener ahora una estructura no cristalina o de baja reflectividad. Cuando debe aparecer un land, entonces se baja la potencia del láser para dejar intacta la estructura policristalina.

Para borrar el disco se quema la superficie a unos 200 °C durante un tiempo prolongado (de 20 a 40 minutos) haciendo retornar todo este “mejunge” a su estado cristalino inicial. En teoría deberíamos poder borrar la superficie unas 1000 veces, más o menos, aunque con el uso lo más probable es que se estropee el CD y tengas que tirarlo antes de poder usarlo tantas veces.

 

Grabado por acción de láser y un campo magnético

El último medio de grabación de un cd es por la acción de un haz láser en conjunción con un campo magnético (discos magneto-ópticos).

Los discos ópticos tienen las siguientes características, confrontadas con los discos magnéticos:

Los discos ópticos, además de ser medios removibles con capacidad para almacenar masivamente datos en pequeños espacios -por lo menos diez veces más que un disco rígido de igual tamaño- son portátiles y seguros en la conservación de los datos (que también permanecen si se corta la energía eléctrica). El hecho de ser portables deviene del hecho de que son removibles de la unidad.

Grabado multisesión

Desde hace tiempo han surgido programas computacionales para grabar CD que nos permiten utilizar un disco CD-R como si de un disco regrabable se tratase. Esto no quiere decir que el CD se pueda grabar y posteriormente borrar, sino que se puede grabar en distintas sesiones, hasta ocupar todo el espacio disponible del CD. Los discos multisesión no son más que un disco normal grabable, ni en sus cajas, ni en la información sobre sus detalles técnicos se resalta que funcione como disco Multisesión, ya que esta función no depende del disco, sino como está grabado.

Si se graba un CD y este no es finalizado, podemos añadirle una nueva sesión, desperdiciando una parte para separar las sesiones (unos 20 MB aproximadamente). Haremos que un CD sea multisesión en el momento que realizamos la segunda grabación sobre él, este o no finalizado, sin embargo, al grabar un CD de música automáticamente el CD-R queda finalizado y no puede ser utilizado como disco Multisesión.

No todos los dispositivos ni los sistemas operativos, son capaces de reconocer un disco con multisesión, o que no esté finalizado.

Diferencias entre CD-R multisesión y CD-RW

Puede haber confusión entre un CD-R con grabado multisesión y un CD-RW. En el momento en que un disco CD-R se hace multisesión, el software le dará la característica de que pueda ser utilizado en múltiples sesiones, es decir, en cada grabación se crearán «sesiones», que sólo serán modificadas por lo que el usuario crea conveniente. Por ejemplo, si se ha grabado en un CD-R los archivos prueba1.txt, prueba2.txt y prueba 3.txt, se habrá creado una sesión en el disco que será leída por todos los reproductores y que contendrá los archivos mencionados. Si en algún momento no se necesita alguno de los ficheros o se modifica el contenido de la grabación, el programa software creará una nueva sesión, a continuación de la anterior, donde no aparecerán los archivos que no se desee consultar, o se verán las modificaciones realizadas, es decir, es posible añadir más archivos, o incluso quitar algunos que estaban incluidos. Al realizar una modificación la sesión anterior no se borrará, sino que quedará oculta por la nueva sesión dando una sensación de que los archivos han sido borrados o modificados, pero en realidad permanecen en el disco.

Obviamente las sesiones anteriores, aunque aparentemente no aparecen permanecen en el disco y están ocupando espacio en el mismo, esto quiere decir que algún día ya no será posible «regrabarlo», modificar los archivos que contiene, porque se habrá utilizado toda la capacidad del disco.

A diferencia de los CD-R, los discos CD-RW sí pueden ser borrados, o incluso formateados (permite usar el disco, perdiendo una parte de su capacidad, pero permitiendo grabar en el ficheros nuevos). En el caso de utilizar un CD-RW cuando borramos, lo borramos completamente, se pueden hacer también borrados parciales, que necesitan una mayor potencia del láser para volver a grabarse. Un disco CD-RW se puede utilizar como un disquete, con software adecuado, siempre que la unidad soporte esta característica, se pueden manipular ficheros como en un disquete, con la salvedad de que no se borra, sino que al borrar un fichero este sigue ocupando un espacio en el disco, aunque al examinarlo no aparezca dicho archivo. Los discos CD-RW necesitan más potencia del láser para poder grabarse, por esta razón los discos regrabables tienen una velocidad de grabación menor que los discos grabables (tardan más en terminar de grabarse).

Los DVD-RW, DVD+RW funcionan de manera análoga, los DVD-RAM también, pero están diseñados para escritura como con los disquetes.

Cuidados y preservación de los discos compactos

La oxidación, la galvanización y las reacciones químicas entre sus componentes, además del calor y el maltrato, pueden destruir los “datos digitales”. Por lo tanto, hay que revisar periódicamente la información para detectar las fallas. Para evitar el deterioro temprano de los compactos sólo hay que tratarlos bien: evitando exponerlos al calor y la humedad, sujetarlos por los bordes o el centro, no doblarlos y guardarlos siempre en sus cajas. Debe evitarse que las placas entren en contacto constante con cualquier material. Los CD-R, basados en tinturas orgánicas, son más perecederos y volátiles que los compactos y los CD-ROM. Hay que verificar el backup cada dos años o menos. No es mala idea, el hacer doble copia de todo y respaldar la información cada dos años.

Lávese las manos antes de manipular un disco, nunca manipule los mismos con las manos cubiertas de polvo.

No toque los discos con los dedos en el área del surco, tómelos por los bordes o por la etiqueta.

No los exponga por tiempos largos a la luz del sol, devuélvalos al su respectiva caja lo más rápido posible.

Guarde los discos de forma vertical para evitar que se doblen con el tiempo. Es deseable utilizar espaciadores cada 10 o 15 centímetros.

No guarde juntos discos de diferentes tamaños.

Guarde los discos en ambientes a temperatura constante, si los va a guardar por largo tiempo trate de colocarlos en un ambiente sin luz y a menos de 20º C.

La humedad no afecta demasiado, pero si es muy elevada pueden formarse hongos en las fundas protectoras.

Publicado en Otros | Deja un comentario